Mr. Smith goes to Washington

  • 31 marzo, 2017
  • Comentarios desactivados en Mr. Smith goes to Washington

Frank Capra (1939)

 

  • ¿QUÉ TE PARECIÓ?

Las causas perdidas son las únicas por las que merece la pena luchar. Epitafio perfecto para un idealista, un perdedor incansable, para un romántico al fin y al cabo. Fabulosa crítica al sistema político de Estados Unidos, haciendo guiños a personajes ilustres de la historia, a verdaderos héroes americanos como Henry Wallace, resaltando la facilidad para adulterar todo un sistema político si se tienen los apoyos y el poder necesario, la corrupción del sistema democrático en favor del poderío de la prensa para manipular la opinión pública, y sobretodo, la falta de justicia o moral, donde el dinero aparece como el único valor legítimo.

  • ¿QUÉ DESTACAS?

La lucha ideológica y moral. Otro luchador incansable que pelea hasta el suspiro final en pos de la verdad, hasta las últimas consecuencias, aunque eso le lleve a la muerte, en este caso a la muerte política, donde una victoria intrascendente en un sistema tan magnificente adquiere tintes tan románticos.

  • ¿QUÉ NO TE CONVENCIÓ?

Ñoña y melosa en muchos momentos. Pierde cierta seriedad y autoría con la participación de los niños y con la historia de amor, que hacen que la verdadera historia quede algo enturbiada por un ambiente tan sensiblero. Otra cosa que realmente me chirria es el presidente del senado y su sonrisa, tan inquietante, da bastante repelús.

  • MEJOR MOMENTO

I guess this is just another lost cause Mr. Payne.” El alegato final. Fantástico.

  • ¿QUÉ OPINARÍA TU CUÑADO?

Se me llenan los ojos de lágrimas viendo al Sr. Smith en su último discurso, sabiendo que la batalla que está combatiendo es idéntica, solo que en una época distinta, a la que está peleando Don Albert Rivera aquí en España. ¿Qué es lo que sucede? Que aquí en España ser patriota está perseguido y mal visto y jamás harán una película con el auténtico héroe que es el Sr. Rivera. Como mucho harán una miniserie protagonizada por algún rojo cómico que intentará ridiculizar a este verdadero caballero sin espada. Mr. Rivera goes to La Moncloa, joder, como suena, puf… es que se me pone dura solo de pensar que puede llegar a ser presidente y que llegue a terminar con toda la corrupción y los giliprogres mugremitas que lo único que quieren es la escisión de España y convertir esto en Venezuela. Joder, Albert jamás te rindas, eres el verdadero justiciero que necesitamos, un auténtico patriota. Me cago en todo, por ti me despierto todas las mañanas, estás del copón políticamente hablando, eres tremendo, no te dejes amedrentar por nada, me cago en la puta, pon un poco de sentido común en este país de envidiosos ¡VIVA ESPAÑA JODER! Y QUE ME ENCARCELEN O ME LLAMEN FACHA POR SENTIRME UNIDO A MI PAIS. IN ALBER WE TRUST! YES WE CAN! I LOVE YOU MOTHER FUCKER! VIVA IKER CASILLAS Y LA MADRE QUE LE PARIÓ, VIVA RAFA NADAL, VIVA DON JUAN CARLOS Y DON FELIPE VI Y DON FELIPE GONZALEZ! VIVA LA DEMOCRACIA! YO SOY ESPAÑOL, ESPAÑOL, ESPAÑOL!!!

  • ¿QUÉ TE PARECIÓ?

Cuando consigues acostumbrarte a algunas de las molestas señas de identidad del cine de esa época (banda sonora estridente, personajes sobreactuados, etc.), se hace una película bastante disfrutable, con una trama interesante que trata la corrupción política y el poder de la prensa, y que hoy, 70 años después, sigue sintiéndose actual.

  • ¿QUÉ DESTACAS?

Una historia bien llevada que te mantiene enganchado durante las dos horas de película donde destaca el protagonista, Jefferson Smith, que si bien en un principio te lo presentan como un paleto que sabe hacer poco más que encender una hoguera, al poco de llegar a Washington ya se ve un personaje con las ideas claras y con cierto carisma, que irá ganando enteros a medida que transcurre el film.

La trama, pese a ser sencilla (chico humilde y con ideales intentando arreglar un sistema corrupto) y con personajes muy arquetípicos, está bien desarrollada y no se hace tediosa en ningún momento. Todo lo contrario, te mantiene expectante casi desde el inicio.

  • ¿QUÉ NO TE CONVENCIÓ?

Algunos momentos son completamente surrealistas y te sacan un poco de la película, que se supone realista y con un tono más o menos serio. Por decir alguno, aquel en el que Mr. Smith llega por primera vez al senado y antes de empezar a hablar todos se ríen de él, como si fuera aquello el colegio.

Tampoco convence el final, demasiado edulcorado y previsible. ¿Tan difícil era que ganaran por una vez los malos?

  • MEJOR MOMENTO

La escena en la que Jeff decide dar forma a su proyecto de campamento para niños y convence a Saunders para quedarse hasta las tantas redactándolo. Ella empieza a tomarle en serio y es el inicio de su “historia de amor”, tras el pasional discurso que da él.

“Always try to see life around you as if you just came out of a tunnel”

Imposible no hacer mención a cada momento en el que aparece el presidente del senado en acción. Son pocos segundos, pero mágicos. Siempre en mi equipo.

  • ¿QUÉ OPINARÍA TU CUÑADO?

Los pelos de gallina. Y no porque haya ganado la democracia tras destapar el caso de corrupción. Eso da igual, porque al fin y al cabo todos son unos mangantes, y tarde o temprano acaban robando sí o sí, votes a quien votes. Lo que me ha emocionado ha sido un PAÍS, sí, con mayúsculas, que no se avergüenza de su propio himno y suena varias veces en la película. Porque en Estados Unidos la gente no tiene miedo de decir que ama a su patria, para eso no hay demócratas y republicanos, están todos UNIDOS, y por eso son el mejor país del mundo.

Aquí en cambio eso no está bien visto. Si te gusta tu himno, eres un facha. Si tienes una bandera de España en tu salón, un fascista. Pues saben que les digo, que si amar a tu país es ser un facha, pues yo lo soy. Y a mucha honra. Y le pese a quien le pese, todos esos “progresistas” e independentistas también son ESPAÑOLES, por mucho que les duela. Y eso es algo que no podrán cambiar, por mucho que esté de moda renunciar a tu hogar.

VIVA ESPAÑA! GOD BLESS AMERICA!

  • ¿QUÉ TE PARECIÓ?

Me ha gustado mucho. La lucha por la causa, la corrupción contra la honestidad, la honradez y lo establecido, el pequeño contra el grande, la convicción férrea, James Stewart contra un senado y una prensa corrupta. Todo ello aderezado con una buena historia de amor un buen reflejo de la política americana del momento que es perfectamente extrapolable a cualquier época y lugar y unos toques de humor muy bien traídos. Imposible no sentirse inmerso y empatizar con la utópica tarea del protagonista.

  • ¿QUÉ DESTACAS?

-La interpretación de James Stewart, transmite a la perfección la ingenuidad, la inocencia y la buena fe.

-El humor magnifico: los memes de la prensa cuando llega a Washington, el juego con el sombrero, la media sonrisa del presidente de la cámara, etc. Se disfruta mucho de todos estos toques paralelamente al drama político que acontece.

-En general el guión y en particular algunos de los diálogos me parecen brillantes como cuando comienza a hablar de su padre a Saunders o la conversación en el Lincoln Memorial.

  • ¿QUÉ NO TE CONVENCIÓ?

El patriotismo típico americano del que hace gala, no en la parte critica por supuesto, pero si en cuanto a la constitución, los ideales americanos, expresidentes, etc.

  • MEJOR MOMENTO

Me quedo con dos:

-La conversación en el Lincoln Memorial entre Saunders y Smith cuando le tienden la trampa y está dispuesto a dejar de luchar.

-Y la escena en la que la cámara solo sigue el sombrero de Smith cuando está nervioso por la presencia de la hija de Paine.

  • ¿QUÉ OPINARÍA TU CUÑADO?

La verdad es que estaría muy en consonancia con Smith porque no hay nada más de cuñado americano que quedarse medio en trance leyendo las frases más celebres del Lincoln memorial para luego parafrasearlas.

  • ¿QUÉ TE PARECIÓ?

No nos engañemos, la pereza que me daba ver ésta película era similar a la que puedes tener cuando te toca jugar el partido de fútbol de los domingos habiendo salido la noche anterior. Mil novecientos treinta y nueve, ése era el año, y habiendo pasado casi ochenta desde entonces todo hacía presagiar una aburrida tarde de cine.

Sonrisita picarona de uno de los miembros del club al elegir su película.

Pero una vez da comienzo la cinta, la disposición inicial al aburrimiento va tornando en sorpresa al encontrarse con una cinta con una temática bien actual (por desgracia, la corrupción política siempre será un tema actual) y que, lejos de otras películas clásicas, no se resentía en ningún momento ni en el ritmo ni en la falta de diálogos de las que algunas adolecen. Además, la película cuenta con unas grandes actuaciones y unos buenos toques de humor, que particularmente encontré bastante graciosos.

Sin duda, una película que recomiendo ver. No sólo en una tarde aburrida, si no en cualquier momento en el que quieras disfrutar de buen cine.

  • ¿QUÉ DESTACAS?

La actuación de James Stewart y la manera en la que la película trata al personaje a lo largo de ésta. Si bien en un primer momento conocemos a un personaje ingenuo, representado mediante unos toques de humor bastante inocentes, a medida que éste va descubriendo la realidad que le rodea podemos observar su evolución, y cómo los toques de humor pasan a un tono más ácido a medida que esto sucede.

  • ¿QUÉ NO TE CONVENCIÓ?

Quizás, y por ponerle algún pero, ese exceso de patriotismo. Un patriotismo que roza niveles pastelosos en la escena del niño en el Lincoln Memorial, personaje afroamericano llorando de emoción incluido. Gente de toda raza y edad unida en un mismo sentimiento, todo muy bonito.

God bless America
  • MEJOR MOMENTO

Me gusto bastante el momento en el que, durante la cena del gobernador con su familia, sus hijos le avasallan para que nombre senador a Jeff Smith. Brillante.

Hasta tus hijos te tienen por el pito del sereno
  • ¿QUÉ OPINARÍA TU CUÑADO?

Da gusto pensar que todavía existen personas con unos ideales dignos y que pretenden salvar a su patria de los males y la perversión del corrupto sistema político. Permítanme ustedes que me tome una licencia y que mente la figura del gran Albert Rivera, porque no podría no hacerlo en unos días en los que nos encontramos con un sistema igual de corrupto o más que el representado en la película, y en el que son pocos los que se atreven a luchar contra éste.

Gracias a Dios, en la España actual, todavía queda esperanza gracias a ti, Albert. La gente aún no se ha dado cuenta, pero algún día lo harán, y será entonces cuando estemos salvados. Quién sabe, quizás pronto podamos tener un Rivera Memorial. Se me saltan las lágrimas solo de pensarlo.

  • ¿QUÉ TE PARECIÓ?

Estuve a punto de darle un 5. Una pena por las risas que hubiera podido ocasionar con mi asiduidad al 5, pero no va a ser posible. Al menos no esta vez. Me ha gustado mucho (casi muchísimo) porque narran con mucho humor la esencia americana. Yo, que soy fan de la historia y el carácter dicotómico americanos, he disfrutado de principio a fin.

¿QUÉ DESTACAS?

Hay una cosa que me ha dejado fascinada: los niños señor. No tengo muy claro qué son, pero sin duda y a pesar de su apariencia, eso no son niños. Personitas con traje y corbata, dirigiendo un periódico político-social, discutiendo y bromeando sobre política (con mucho atino además), trabajando en el senado y hasta conduciendo un coche. Son como señores de verdad y con clase, con vocabulario de señor, comportamiento de señor, vestimenta de señor y vida de señor. Pero con 8 años. Me han dejado confusa. Y como muestra, la brillantez de la ironía de este “chaval” con corbata.

Por otro lado, destaco ese conjunto de ideales americanos que tanto me fascinan. Ese niño con su abuelo frente a la estatua de Lincoln, ese patriotismo, esa forma de crear la ilusión de que en América todo se puede, esa forma de mostrar la lucha por un ideal… Pero también ese capitalismo, esa corrupción, esa importancia por las apariencias…. En fin, qué decir del país de la doble moralidad, del país rey del capitalismo por excelencia que nació de un acto de pura y total anarquía un 4 de julio.

Y ya por último, me gustaría destacar la importancia que reciben los medios de comunicación y, en concreto, la prensa en esta película. Hay cosas que no han cambiado mucho desde el cine en blanco y negro hasta el cine en 3D. Una de esas cosas es la prensa. Este medio sigue siendo un medio controlado y dominado por intereses privados políticos y/o económicos. Quizás es que este medio nunca fue concebido para ser libre y, por algún error, alguien pensó que así debería ser. Y todos lo creímos cuando lo dijo.

Solo una cosa más. ¿Nadie se ha dado cuenta de la simetría que hay entre Mr. Smith al llegar a Washington y el personaje de Paco Martínez Soria en La ciudad no es para mí?

  • ¿QUÉ NO TE CONVENCIÓ?

Predecible. Tras ver 15 minutos de película, ya sabía cómo se desarrollaría y acabaría. Una pena, porque si no fuera por esto habría sido perfecta.

  • MEJOR MOMENTO

Mi mejor momento es Clarissa. El personaje de Clarissa Saunders y cada uno de sus momentos en pantalla conforman un único momento genial y chispeante. No tiene nada que ver, pero en cierto modo, esta Clarissa y la Clarissa de Samuel Richardson tienen algo en común. Ambas son las heroínas tanto de la story como de la history (El señor Richardson ya jugó con esa diferencia terminológica en el título de su historia y no seré yo quien la deje perder). Como dato, aportar que Clarissa, or, the History of a Young Lady, romanticismo psicológico, es la novela británica más larga de la historia. O al menos, fue la más extensa de su época. No me gusta cotejar datos actuales.

Pero volvamos a nuestra Clarissa. Un personaje femenino que en 1939 se muestra como el punto clave de la película. Si no fuera por la señorita Saunders, el tonto de Smith no habría podido ni atarse las cordoneras de sus zapatos. Y mucho menos boicotear al senado con un speech de 23 horas. Y no hablemos ya de destapar toda esa trama de corruptelas políticas. Me gusta su actitud y su forma de hacer las cosas. Su borrachera y su forma de enfrentarse a los demás. Me gusta su inteligencia, su ironía y su estilo. Soy fan de Clarissa y cada momento que aparece en pantalla es el mejor momento para mí. Es curioso que en aquella época mostraran un personaje femenino con semejante actitud y aptitud. Toda una rebelión social.

  • ¿QUÉ OPINARÍA TU CUÑADO?

No, si es que los políticos son todos unos corruptos. Yo mira lo que te digo, para tener a un político que te va a robar sin que te enteres, prefiero a Trump. Con ese por lo menos sabes de qué va la cosa, y total, te van a robar igual. Además que todo el mundo critica a este tío pero piénsalo, para que vengan a robarnos el trabajo los de fuera, pues que se queden en su casa y nos lo dejen a nosotros primero. Yo lo de este tío no lo veo tan mal.

A %d blogueros les gusta esto: