Ed Wood

Tim Burton (1994)

 

Hay algo profundamente conmovedor en Ed Wood. La historia del peor director del mundo desata de todo menos compasión , pues desde el principio hay algo de irresistible y esperanzador en la personalidad que nos brinda Burton con este maravilloso personaje. El tributo mas acertado y tierno al mundo del cine que he visto hasta el momento. La película desborda imaginación , no se como se puede sacar una historia tan positiva de un biotopic semejante.

Las interpretaciones son buenísimas, todos los personajes están fantásticos a las ordenes de Burton y en especial Landau y Depp; de diez. Si es verdad que hay un momento de la película que se me hace cíclica, da la sensación de insistir sobre el rodaje sin aportar mayor progresión al personaje. En cualquier caso me parece una delicia poder disfrutar de estos personajes, la fotografía en blanco negro y la ambientación en general.

Tim burton es para mi un director de luces y sombras, del que nunca se que me puedo esperar pero que cuando acierta suele crear los personajes mas entrañables. Ed Wood se coloca como mi película favorita del director.

  • ¿Por qué Ed Wood?

Normalmente mi criterio de selección de películas se basa en la recomendación; me ha gustado , algo me parece interesante o quiero ver que os parece a vosotros. Y casi siempre he visto lo que selecciono, pero a veces, como es el caso, utilizo el ECDC para obligarme a ver algo que por lo que sea me da mucha pereza pero esta en mi watchlist, sea como sea Ed Wood sería algo que ahora recomendaría sin duda. La próxima volveré a la senda.

Escribo esta crítica pensando: ¿Cuál será el mínimo de caracteres que aceptarán en este club sin que parezca que no argumentas tu opinión? Porque yo pondría: no tiene nada salvable. Y ya.

No voy a decir lo de homenaje del cine, homenaje al director blablablá. Sé que hay cosas positivas que se pueden destacar pero seguro que están manidas y mis compañerxs lo han dicho mejor.

Ed Wood es una de esas películas que no me entra. No me llega. No me dice nada. No entiendo qué pretende, bueno, sí, lo entiendo pero no es suficiente para mí. Agggg no sé cómo explicarme.

Sé que estoy dando argumentos de mierda pero ¿En qué hemos quedado en la primera línea de esta crítica?

Mira Tim Burton déjanos en paz.

Insoportable. Con el fin de narrar la historia casposa de un perdedor, acaban rindiéndole el mejor homenaje creando dos horas insufribles de metraje. Una película que no tiene nada y que la nostalgia por la que se sujeta intentando reproducir la estética y el alma de las películas de antaño, hace que sea aun más pesada. Que necesidad de sujetarse a las limitaciones que se tenían antes para representar una historia, pudiendo acceder a todas las mejoras que da el progreso. La diferencia es que en muchas ocasiones las películas más clásicas si tenían algo interesante que contar y conseguían que todos estos obstáculos no supusiesen un lastre.

Pereza absoluta de película. Una historia que no engancha, que carece de interés, gracia o encanto, que no cuenta nada y que encima no tiene ningún aliciente para verla. La mitificación del perdedor y el romanticismo de la derrota no funcionan y menos con esos tintes pseudocómicos. Será una obra básica y fundamental, pero a mi me ha aburrido a más no poder.

Lo primero que se me ha venido a la cabeza al empezar la película ha sido I tre volti della paura (aka Las tres caras del miedo), que seguro que los más veteranos del club del cine la recordarán, muy a su pesar.

Entiendo que Ed Wood trata de ser un homenaje a ese cine de terror, y seguro que sus admiradores (si es que quedan) encontrarán un montón de referencias y guiños con los que deleitarse. Yo personalmente solo he disfrutado del que hace a The Rocky horror picture show, y confío en que el resto también os hayáis percatado, que para algo os obligué a verla.

Seguro que la gente que trabaja en el mundo del cine también sabrá disfrutar esta película de forma especial, viendo como funcionan los sets de rodaje y los engranajes y relaciones de poder entre productores, directores y demás. ¿Pero qué nos queda a los que no conocemos los entresijos de Hollywood? ¿De qué disfrutamos los que solo vemos la CUTREZ de esas pelis de terror?

Del blanco y negro no, ya os lo digo. Vale que me ha hecho gracia el chiste de los vestidos rojo y verde, pero no es suficiente para justificar dos horas de grises, por muy millenial que suene.

El que sí me ha gustado ha sido Johnny Depp. La verdad es que hace un papelón y su personaje me parece sin duda lo mejor de la película. Esos detalles que deja descuidados en todas sus escenas y que le identifican como un pésimo director me han hecho gracia, y se agradece que en los créditos del final se le recuerde como el peor director de la historia. También me parece de elogiar la normalidad con que se trata su gusto por travestirse y lo bien integrado que está en la trama, así como otros conflictos de identidad de género que se muestran.

Entre eso y la drogadicción de Drácula, he visto vestigios de una trama atrevida y arriesgada, pero luego queda algo ensombrecida por otras partes más casposas, como las dos novias de Ed. ¿En qué momento desaparece Dolores y a Ed no le afecta en nada? La remplaza por otra rubia y a seguir.

Esa es otra, que casting más loco con Sarah Jessica Parker, Johhny Depp y Bill Murray. ¡El puto Bill Murray!

Por acotar: me parece una película entretenida pero que se hace excesivamente larga, media horita menos le habría hecho llegar a las tres estrellas.

¿No es Ed Wood muy Freddy Mercury?

Siempre recibo con gran expectación las películas que propone nuestro compañero del club, pero esta vez la cosa no ha funcionado. No se si habré sido yo, el momento en que la he visto, o que no he sido capaz de ver los detalles que hacen a esta película grande. No me ha entrado bien y no pasa nada, para gustos los colores.

  • ¿QUÉ DESTACAS?

La actuación de Johnny Depp. De lo poco salvable, consigue recrear a la perfección ese toque inocente y apasionado que el director quiere transmitir sobre el personaje.

  • ¿QUÉ NO TE CONVENCIÓ?

La historia en general no me ha llamado. No ha conseguido engancharme desde el principio y ni mucho menos lo ha hecho a lo largo de la cinta. Se me ha hecho larga y pesada en muchos momentos y el ritmo no ha ayudado a ello.

  • MEJOR MOMENTO

Creo que me quedo con el robo del pulpo y el posterior rodaje de la escena.

No sé si esta película me ha pillado en un buen día, porque normalmente habría sido bastante hater con Tim Burton y Johnny Depp. Pero algo me ha conquistado un poco. La estética cincuentera, las actuaciones excesivamente exageradas como las de la época, los picados y contrapicados, la oscuridad o la historia.

La historia de Ed Wood no la conocía, pero la he admirado. Me ha gustado mucho ver a alguien haciendo cine y ver a alguien haciendo que hace cine. A veces olvidamos los recursos y el esfuerzo que son necesarios para hacer una película. Las renuncias. Mantenerte fiel a tus principios o echar a tu novia-actriz de tu peli porque hay otra mujer que en principio pone dinero.

Me gusta ver a lxs soñadores homenajeados. Serán infantiles quizá, pero son ellos y ellas los que les ponen las ganas, la constancia y la resiliencia a los proyectos. Valientes que no esperan a recibir la llamada y se presentan en las oficinas. Les admiro. Esa gente que es atacada mil veces por su trabajo y ahí que sigue. Edward D. Wood Jr. será el peor director de todos los tiempos, pero es director. Y me alegro de que se le haya hecho este homenaje sin caer en el ridículo o la sátira. Ahí está él, vestido de mujer sin achantarse ante nada. Ole tú, diva. De hecho, me he leído algunas críticas de sus películas y cierto es que no he encontrado a nadie que las considere buenas, pero todo el mundo las aprecia. Hay algo estético en hacer las cosas mal y con cariño.

Ojalá más Disaster Artists, La La Lands, Dolores y Glorias y películas sobre hacer películas. Y ojalá que cada vez menos gente vea un escándalo el travestirse.

Here’s to the fools who dream, crazy as they may seem…

Y ahora, lo importante:

Cosas que no he entendido en esta bizarra película burtoniana:

  • El lago de los cisnes continuamente de fondo.

  • La sonrisa tirante de Johnny Depp. Ya iba preparándose para hacer de Willy Wonka 21 años más tarde.

  • La cara del actor que hace de Bela Lugosi. ¿Le han pintado los labios, los dientes, la cara? ¿Qué es?

  • El papel de Bill Murray. A Bill Murray en general es que no le entiendo.

  • El sistema sanitario estadounidense.

Lo mejor: Cuando se quita los dientes. Paré la escena y le di al zoom.

Por cierto, ¿os imagináis si Ed Wood hubiera sido una mujer? ¿Todas las películas que habría podido dirigir y producir? Just saying.

Sobre los últimos años de caída personal y profesional de Bela Lugosi, y más en concreto sobre sus colaboraciones con el director Ed Wood (especialmente la última y póstuma Plan 9 from Outer Space), Stephen King, el más célebre escritor de terror de todos los tiempos, opinó lo siguiente: “Siempre me pregunté, en el fondo de mi corazón, si el pobre Bela no murió tanto de vergüenza como de las enfermedades que le inundaban”.

La frase, tremenda, ya deja entrever alguno de los temas principales de los que nos habla esta película, Ed Wood: la fugacidad del éxito y el ocaso de la fama. Esta vez, referidos al icónico actor Bela Lugosi (interpretado espectacularmente por Martin Landau, Óscar incluido), cuya vida y obra quedaron para siempre prisioneras del mítico personaje de Drácula. Tanto fue así, que en el propio funeral del intérprete austro-húngaro, Peter Lorre preguntó si no deberían clavarle una estaca en el corazón por si acaso.

La película de Tim Burton es un personalísimo homenaje a una época, un cine y un ambiente muy concretos. Es su devoción hacia los años cincuenta, hacia la serie B y hacia un grupillo de artistas y profesionales que habitaban en la periferia de la industria. Pero, sobre todo, Ed Wood es una carta de amor hacia su personaje homólogo: el distinguido peor director de cine de la historia. Es un cariño grandísimo, y casi hasta una cierta obsesión, lo que Tim Burton parece transmitir hacia su protagonista. Y consigue, al menos en mi caso, generar una sensación de perplejidad bastante excitante. ¿De dónde carajo ha salido este tipo? ¿Es realmente humano? ¿Cómo puede ser posible?

El desarrollo del personaje deambula entre el asombro y la sensación de que nos están gastando una broma. Obviamente, es muy difícil, por su absurdez, acercarse a la personalidad de este individuo desde otro género que no sea el de la comedia. Pero la película, sinceramente, no hace gracia. Su poder, sin embargo, reside en el desconcierto, en esa mezcla de incomodidad y fascinación que produce este sujeto nefasto e inverosímil. Es un dibujo realmente complejo y sugerente, pese a que las gesticulaciones de Johnny Depp a veces resulten algo excesivas e insoportables.

La otra gran virtud de la película está en la forma, en esa recreación algo lúgubre pero también nostálgica de ese Hollywood ya desaparecido. Es una cinta con una personalidad muy especial, diferente y asimismo entretenida, gracias a su ritmo ágil y a su dinamismo, que avanza de una manera desigual y arrolladora, tan impetuosa e irreflexiva como su protagonista.

¿Pudo Bela Lugosi realmente morir de vergüenza? Vergüenza provocada al verse forzado, imbuido en su gloria pasada, y empujado por su soledad, a participar en las producciones del peor director de todos los tiempos, confiado incluso en que éstas pudieran resucitar su legendaria figura. Vergüenza al ver cómo su desenlace estaba irremediablemente envuelto en vulgaridad, melancolía y aislamiento. Nunca lo sabremos con certeza, pero el final de sus días siempre estará asociado al nombre de Ed Wood, ese personaje extraño e indescifrable, ese alienígena sin ningún talento salvo el de la persuasión para involucrar a los demás en sus disparatadas aventuras. Al final, como cualquier cosa en esta vida, el cine de este hombre puede resumirse en un meme de Pantomima Full. Y en este caso, está bien claro:

La primera estrella es para el reparto de actores, tan esplendidos como estrambóticos todos ellos, desde el papelón de Martin Landau o el excéntrico Jhonny Depp (está tan joven que me costó reconocerlo) hasta Sarah Jessica Parker, me han encantado.

Siguiente estrella, la fotografía, no recuerdo cuando fue la última vez que vi una película en blanco y negro, si es que acaso vi alguna prestándole atención, y el blanco y negro me enternece y hace que lo vea todo más bonito y delicado. La escena inicial, con sus truenos, relámpagos y tumbas, y la final que te cuenta la vida de los actores me han parecido maravilla.

Y las dos últimas y más importante, Ed Wood y su biografía. Biografía en la que no se idolatra al susodichx como normalmente vemos en las mismas. Me encanta que se magnifique y homenajee la figura de un tipo que realmente es un “pringao”, aunque el mejor de los peores. Tim Burton extravagante como Ed Wood, creo que se ve reflejado en esta persona tanto, que debe ser por eso que me ha gustado aquí, no suelo simpatizar con la imaginación de este señor. En definitiva Ed Wood, me ha conquistado, esa persona apasionado, entusiasta, entrañable, peculiar, al que todo le parece que está perfecto cuando en realidad es una mierda, me deja con ganas de saber más y hasta de ver sus películas.

Estoy segura de que estaría encantado y hubiese recogido digna y orgullosamente su premio a “Peor director de la historia del cine”.

One thought on “Ed Wood”

Comments are closed.

A %d blogueros les gusta esto: