Ghost dog: The way of the samurai

  • 10 febrero, 2021
  • Comentarios desactivados en Ghost dog: The way of the samurai

Jim Jarmusch (1999)

No es la primera de Jim Jarmusch que en torno a un héroe aislado y con motivaciones místicas, si os quedasteis con ganas de más recomiendo Dead Man tiene el mismo halo que esta peli aunque cambia los samuráis por indios, el hip-hop por guitarrazos de Neil Young y a Forrest Whitaker por Johnny Depp. En fin que quería poner una de Jarmusch y elegí está, quizás desacertadamente, lanzando una moneda. Es la segunda vez que la veo y es verdad que se me ha quedado un poco floja.

Lo que me gusta más de esta película es que dentro de lo grotesco de la trama hay COMMEDIA y también la típica peli de acción que más o menos te mantiene interesado. Hay que destacar que para llevar en el título “Samurai” no hay ninguna escena de espaditas a lo Kill Bill y creo que es un acierto. A ratos se hace algo lenta pero creo que en general mantiene un buen ritmo.

Entre el popurrí de enseñanzas samuráis, los robos de coches a lo Spliter Cell y los sampleos de RZA destacaría todo el entramado mafioso de cartón piedra. Es el Imserso de la cosa nostra con un garito detrás de un restaurante chino que casi no pueden pagar. Creo que Jarmusch se quedaría sin actores con pinta de mafiosos con esas edades.

Ghost Dog un tipo solemne que vive rodeado de mierda de paloma, un personajazo. Todo a su alrededor la música, el ático, las armas, las palomas mensajeras y los encuentros en el parque con el Haitiano generan como una extraña tensión. Aunque sus diálogos son más bien escasos la construcción del personaje está muy bien hecha.

En fin como intuyo que no habrá sido plato de gusto para todo el mundo. Dejo aquí la crítica más sincera hiriente y graciosa que he visto sobre la peli.

@repeluznosdanme Filmaffinity

“Pero parece que el tal Jim Jarmusch éste se cree especial, o algo así, y tiene que hacer películas extrañas y estúpidas dirigidas a un público que también se cree especial. ¿En qué clase de universo para lelos se desarrolla esta mierda? ¿Alguien puede creerse que exista un negro gordo fan de Naruto que haga estas cosas? El único acierto del film es su lentitud y pesadez, muy acorde con el tonelaje del protagonista y su mochila.

Esta película es una puta hez maléfica y no hay por dónde cogerla. Venga, venga.”

Tiene de todo, mucha pregunta retórica una pizca de body shaming. En fin si hay alguna igual de hiriente y graciosa el autor o autora quedará se gana una birra.

A priori Ghost Dog tenía todos los ingredientes para ser una peli que me encantase:

  1. El director es Jim Jarmusch, cuyo estilo único y original me ha gustado siempre o prácticamente siempre que he visto una peli suya.
  2. La trama va de un fulano que se rige, en plenos años 90, por el código samurai, que utiliza en todos los ámbitos de su vida, incluyendo su oficio, asesino a sueldo.
  3. Está rodada en los 90, una época que tanto estética como musicalmente me encanta.

Y sin embargo, termina la peli y una sensación, quizás no de decepción pero sí de ligera indiferencia se apodera de mi. No es que no la haya disfrutado, tiene varias cosas que me han gustado, pero el conjunto final me ha parecido un tanto descafeinado.

En primer lugar, no consigo conectar del todo con el personaje de Forest Withaker, un gran actor, todo sea dicho. Aunque puedo identificarme con él en varias cosas, como su pasión por la lectura y capacidad para admirar las cosas cotidianas (algo que Jarmusch plasma a la perfección en su película Paterson), no acabo de entender ni su modo de vida, ni por qué se dedica a lo que se dedica, ni por qué o cómo ha dedicado su vida a la contemplación y el entrenamiento de los samurais.
Por otro lado, esperaría de una película cuya trama principal son los samurais, unas buenas escenas de acción con katanas, pero lo único que hay son algunos disparos con gángsters bastante lamentables (entiendo que ese era el propósito) y una escena de Withaker entrenando, más bien bajo de forma y sin hacer verdaderos alardes de agilidad con la espada.

En cualquier caso, no me malinterpretéis, puede parecer una crítica muy negativa, pero tampoco puedo decir que no me haya gustado. He disfrutado varias cosas como la ambientación y los toques de humor absurdo que se palpan en todo momento, como el hecho de que su mejor amigo sea un francés que vende helados y con el que no se puede comunicar. Sin embargo, como ya he dicho, en conjunto me falta o me sobra algo (las citas samurais, por ejemplo, que lejos de meterme en la película consiguen sacarme un poco más cada vez que aparecen). Quizás sea una de esas películas con unos mensajes ocultos tremendos, en la que hay que prestar mucha atención a determinados detalles que yo, por descuido o por falta de capacidad, me he perdido. Si es así, espero que alguna crítica me los haga ver!

Boluda nos pidió verla sin prejuicios, y no pude más que darle la razón, porque empezar una película con una idea preconcebida es un ejercicio que nada aporta. Le di al play, y la primerísima imagen muestra unas palomas. PALOMAS, JODER. Pocas cosas hay en esta vida que me den más asco que las palomas. Las odio, las sufro, las temo. Así que empezaba mal Ghost Dog aún habiéndome esforzado previamente para que aquello no ocurriera.

Poco después aparecía en escena la radio de un coche al que accede el protagonista, la típica radio con lucecitas de los dos mil, y me dio un pequeño gusto de nostalgia. No iba tan mal el tema. Le cogí el punto al hecho de que las palomas tuvieran un papel importante además de dar asco infinito, y la banda sonora la verdad es que a tope.

Y a partir de ahí, a la media hora, ya la novedad no era tal, la trama empezaba a ser aburrida y la estética vintage no era lo suficientemente vintage como para resultar atractiva. En general todos los temas que toca ya han sido excesivamente tratados en lo audiovisual, y de mejor forma. Vi Los Soprano hace unos cuantos años, y desde entonces, no ha habido ninguna otra mafia italiana en cine o en series que haya podido igualar esa sensación. Todo parece una parodia de Tony Soprano y de Paulie tomando en sol en la puerta del Satriale’s.

Ghost Dog va de más a menos. Al principio los textos del samurai funcionan, al rato ya parecen frases de Paulo Coelho leídas con muchísima intensidad. Las imágenes llevan demasiados efectos, los diálogos son súper impostados y se suceden tópicos uno detrás de otro. Hay asesinatos a cholón, pero todos mueren con muchísima parsimonia y a nadie parece importarle el fallecimiento de un ser supuestamente querido, a dos pasos de ellos. Además tenemos el clásico personaje de mujer torturada que no habla, que lleva el trauma por dentro, a la que hay que rescatar y que por supuesto, dice frases absurdas pero con muchísimo sentimiento (“Te dejé mi libro”). Y si lo piensas, todo el hilo conductor de la película es que nuestro protagonista samurai se humilla continuamente hasta el esclavismo. Y mira, ya, que te disparen desde el lavabo… ciao. Además, Forest Whitaker tiene cara de buenísima persona y no me lo creo haciendo el mal.

Te gustará Ghost Dog si: eres un adolescente pajillero. No os ofendáis, yo también lo fui, esto me habría gustado con 14 años.

La mejor sinopsis que he leído : “Cross-eyed fat dude trying to be a badass philosophical ninja”

Jim Jarshmuch me ha convencido desde el principio. Si tuviera que crear una historia sobre un samurái en los Estados Unidos de los 90 sería tal cual la cuenta: con gente vieja , gorda y torpe. Con un samurái un poco más avispao siendo fiel a un libro de auto ayuda del siglo XVIII.

Ahora más en serio, la película me ha gustado bastante, he conseguido sumergirme en la pachorra de nuestro samurái desde el primer momento y disfrutar de sus cds tranquilamente desde el coche. Me gustan todos los detalles que la complementan, la música, las palomas mensajeras, los pasajes místicos del camino del samurái, las magnificas charlas con el vendedor de helados que solo sabe francés y la obsesión de la mafia por los dibujos animados. Si bien no es una película brillante, todos estos detalles contribuyen a dejar huella.

Puede parecer ridículo ceñirte a unos ideales ya desfasados y ligarlos a un burdo mafioso que pasaba por allí. Y lo será, pero no mas que por otros que puedan parecer mas honorables. Siempre sera mas fácil seguir el camino del samurái que mirar para los lados.

Es la primera vez que veo una película en Youtube, no sé hasta qué punto esto es legal pero así ha sido y con esta calidad de imagen me he reencontrado con esa Pamela de 12 años que veía la televisión cuando no existía el HD ni mucho menos el Ultra HD 4K. Sigue habiendo primeras veces en la vida.

Un negro que lee y practica el código samurái, no maneja katanas sino pistolas y cuando sube a su coche dispuesto a realizar el trabajo de esa noche pone un CD de música rap. También tenemos a un grupo de gánsteres (no sé muy bien si es el término apropiado) que bien podrían haberse escapado de un geriátrico o del club del rifle.. Es decir, todo muy de cine negro (no).

Y es que creo que Ghost Dog juega en la delgada línea entre lo ridículo y lo que podría ser y es. Así que cada uno decida en qué posición está. De hecho la conversación en la que Louie narra cómo conoció a Ghost Dog puede resultar hilarante al poner a este como un asesino profesional, no seré yo quien juzgue el trabajo de nadie pero ¡Vive en un ático rodeado de palomas!

Todo tiene un tinte de sarcasmo e ironía que no sé cómo encajar. ¿Parodia quizás? Entiendo que es una mezcla de la ficción («cine negro») y la absurda realidad. Lo de los mafiosos viendo dibujos animados puede resultar rocambolesco pero yo una vez tuve que ir a la Dirección General de la policía que está cerca de Nuevos Ministerios y al entrar me encontré a un policía viendo en el ordenador, sin auriculares, un capítulo de Los Simpsons (anécdota REAL) míos son los resultados, suyas son las conclusiones.

Por terminar, a mí las películas del universo Scorsese me tiran un poco para atrás. No voy a negar que pueden llegar a ser entretenidas pero no puedo evitar que me dé absolutamente igual lo que le pase, en este caso y casi yodos, al protagonista. Claro que empatizo con él porque está hecho para eso, para posicionarte, pero su «historia» carece de interés para mí. También os digo, y rompiendo una lanza a su favor, al menos Ghost Dog te muestra el por qué hace lo que hace, te puede parecer verosímil o no, pero él se rige por un estricto código que debe cumplir. Cosa que no siempre se cumple en las pelis de tiros y mafiosos donde se mata por matar.

Pd: no sé muy bien si hay conexión entre la aparición de la novela ‘Rashomon’ y la película o quizá yo no la sepa ver pero, aprovecho para decir que, si no os habéis leído el libro, veáis la increíble película del mismo nombre de Kurosawa. Espectacular.

La mayor crítica que puedo hacerle a Ghost dog es que es totalmente olvidable. Escribo esta crítica un día después de haberla visto y apenas puedo recordar momentos remarcables.

Esta falta de interés que me ha generado se debe principalmente a dos cosas. Primero, a la pereza que me dan estas pelis de mafiosos muy muy malos y segundo, a lo poco que me creo el personaje del protagonista. No se por qué, pero ese actor solo me encaja para hacer comedia, y aquí su personaje se toma demasiado en serio a si mismo.

Luego está el tema este de comportarse como un samurai, que no se si soy yo, pero me falta algo de contexto para creérmelo aunque sea un poco. Vale, de pequeño el tío le salvo y ahora se dedica a ser su sirviente, pos ok. Lo que haría cualquiera, vamos. Encima te intercalan fragmentos del código de los samurais, como si eso fuese a hacer que me lo tomara más en serio. En realidad solo me parece más ridículo.

Por lo demás, pues oye, me ha entretenido. Pese a no tener una temática o una estética que me llame, me parece que tiene un buen ritmo y se hace bastante llevadera, con sus puntos cómicos y sus momentos de acción (fan del disparo final a través de la tubería). El final no lo he entendido, pero tampoco es que me haya importado. Muy bien Ghost Dog, ahora te dejas matar por tu amo. Supongo que por honor, respeto o alguna mierda de samurais ancestrales. El trabajo estaba hecho, y ya no tenías más que aportar. Next.

Y como no puede haber una película sin su referencia a The wire, en este caso tenemos una breve aparición de Marlo al principio.

Otra cosa que me ha llamado la atención, y ya acabo con esto, es la obsesión del director por los dibujos animados, que van saliendo durante toda la película. Como curiosidad, decir que los que están poniendo en la tele mientras Ghost dog comete el primer asesinato, son los mismos que echan (o al menos el día que fui yo) en el Bombardino Cafe, en Lavapies. Os recomiendo ir. Buenas croquetas.

A %d blogueros les gusta esto: